19/2/17

Dimensión oscura

  Le vendería mi alma al diablo por lograr de nuevo en tu rostro las sonrisas que tenía la capacidad de hacer aparecer, esas   auténticas que se combinaban con tu mirada de amor verdadero. Estoy en este limbo , en un oscuro universo paralelo que me hace ver la lejanía de lo inalcanzable, eso que alguna vez tuve pero que hoy quedó del otro lado. Ya no puedo atravesar ese grueso vidrio a la realidad que me hacía sentir en una nube de oxitocina recíproca. Ahora todo es oscuro, frío, distante, filoso y peligroso. En este lado abunda la preocupación, el caos, la sangre, la culpa, la desdicha. Cuando pisas el suelo, en este lado, tus pasos se adhieren a la superficie pegajosa de lo putrefacto que está muerto hace meses, pudriéndose pestilente. Miro a través de un impenetrable y sólido cristal, la realidad inalcanzable, lejana, irrecuperable. En esta dimensión en la que estoy atrapada  la mente se comporta diferente, solo se fabrican pensamientos malditos, infelices, desesperanzados. Solo se respira tormento. Falsas esperanzas. Sensación de vacío. Expectativas imposibles. Ansiedad de escuchar o leer esas dos palabras de cinco letras en total que tienen ese efecto metafísico en el alma, esa caricia al espíritu. Hace tanto ya no lo escucho, siento que está del otro lado , en el lado luminoso refugiado para siempre en un pasado inaccesible, latente, pero muerto ya para este oscuro presente. 
El demogorgon se alimenta de mis falsas esperanzas y crece cada vez más. Siento que ya es imposible volver al lado luminoso. Estoy atrapada en un bucle de tiempo siniestro, asfixiante. Y no puedo salirme... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario