16/1/14

Criptas

Enterradas subyugadas
profundas
ahogadas resquebrajadas disfóricas
O me comen los mosquitos o me come mi cabeza
Todos me querrán asesinar
alguien alguna vez lo quiso quiere querrá.
El surrealismo atrapa entre dos muros cubiertos de córtinas ácidas 
que se clavan en mis llagas
quemando carcomiendo disolviendo mi piel

Me consumo en cenizas y abandono una existencia efímera



12/1/14

Naufragio

Cuando pienso con claridad lo acorralada que me siento de mis sentimientos comprendo que el miedo que tengo es natural. Miedo a que te cace otro depredador.
El miedo de sentirse Haunted.
Y veo que no hay nada que quisiera más que estar dentro de un abrazo tuyo. Tu abrazo como una burbuja perfecta.
Tu abrazo de agua que me sumerge  y me tranquiliza. Tu suave piel que me acaricia, me enriquece.
No hay nada que quiera mas que tus ojos preciosos, enormes, profundos, voraces, intensos, oscuros, infinitos.
Tu mirada, tus susurros, tus gritos, tu voz sensual que exalta mis poros.
Necesito cada parte de vos, quiero cuidarlas, hacerlas mías, contemplarlas.
Y cuando me salves... Ya , desde ya.
Sangrando o gritando, ya no sé.
Sos como un mar. Muy profundo, como para ahogarme si no sé nadar.
No puedo salirme de vos, ni voy a poder.
Te siento tan incrustada en mi exterior y yo tan apegada a tu interior.
Que no me puedo ni quiero salir, no sé como hacerlo y me quiero quedar con vos para toda la eternidad de los minutos que se relativizan incorpóreos en las penumbras mentales.
Eternidades.
Realmente estoy perdida en tu persona, estoy loca. 
Te quiero mas de lo que puedo controlar y el sentimiento inunda mi alma.
Y me ahogo en tus miradas mientras me das respiración boca a boca con tus besos suaves y perfectos.
Con tus labios perfectos y rojos.
Y tu pelo negro que me desahoga las pasiones.
Muero por la integridad de todo tu ser.
Y estoy tan atrapada en el fondo...


10/1/14

Luz.

Grisáceos susurros soplan mis oídos.
Las ondas sonoras me acarician mientras vibran, se sienten corrugadas, interrumpidas. Ronronean los sonidos, el viento barre mi cara mientras se lleva mi piel muerta y me deja limpios los poros.
Mi ojo quiere saltar de su cuenca, quiere ver más allá de lo que puede ver, se siente atrapado entre pieles que no lo dejan interactuar con el medio, 
el rango de movilidad y visualización es nefasto para la grandeza que se encuentra en la infinidad de mi negras pupilas.
Ellas respiran.
Se achican expanden  crecen decrecen inhalan exhalan laten fluyen se contraccionan se acalambran se relajan se estiran se deforman vuelvan hacia fuera como barro, como petróleo
combustible
y fuego, el fuego progenitor del humo bailarín.
Se expande, expansiva como una onda sonora que grita notas perfectas.
La amargura de las secreciones de químicos combinados en una sinfonía visual perfecta me saluda dibujada en las volutas de humo que danzan redactando historias ...
Mentales, ligeras, volátiles, lunares
caleidoscópicas infinitas imperecederas incorpóreas invisibles.