29/8/12

Melancolía - Pedro Miguel Obligado

Es otoño. Estoy solo. Pienso en ti. Caen las hojas.
Vaga la melancolía de una pena que ignoro.
El viento que estremece marchitas congojas, pasa como un recuerdo por el bosque sonoro.

Es otoño. Parece que un ensueño renuncia, que un desencanto esparce las efímeras galas...
Una dorada pompa que a la muerte denuncia, con el follaje mustio forma una lluvia de alas.

Estoy solo. Se siente que el otoño es un viaje...
Hay un alma que llora porque alguien se despide.
Este ocaso de plantas que enrojece el paisaje, con mi desalentada serenidad coincide.

Pienso en ti, oyendo un canto perdido en lontananza.
Cantan las cosas muertas, la música del cielo.
Como mi amor caído conserva su esperanza, la floresta marchita quiere subir al cielo.

Caen las hojas. La selva trágica se derrumba,
desparrámase un sauce cual generosa fuente.
Las hojas más diversas tienen la misma tumba
y entremezcladas ruedan en un mismo torrente.

Tú eres como una brisa por mi huerto sonoro.
Mi vida es una rama, a tu paso, deshojas;
y que tendrá a los vientos, un destino que ignoro.
Es otoño. Estoy solo. Pienso en ti. Caen las hojas...






14/8/12

Cuando te vas y por fin puedo pensar.


Es una lástima que la mayoría de las personas, que conozco y sospecho que existen, tenga una visión mental tan limitada a la hora de contemplar con calma, inteligencia, agradecimiento, fervor, fascinación, aquellos fenómenos normalmente llamados "comunes", vistos y sentidos sólo por unas pocas personas psíquicamente sensibles, que acontecen más allá de la experiencia común. Creo que con un simple "contemplar" podemos ir mas allá de lo habitual, comprender las extravagancias impensables de este mundo que creemos insípido y a veces tenemos la insolencia de insultar y destruir. 
Mi musa de esta noche de agosto, es la misma Nix. La belleza que emana de su ser, el misterio que esconde a través de su velo compuesto por  transparentes nubes y adornado con el mas hermoso y perfecto retoque final, mas brillante que cualquier ser, y aún así tan humilde y desapercibida a la vista de miles que no son capaces de ver más allá de lo que le permiten sus ojos. De más está aclarar de qué hablo.
Su belleza es indescriptible, el frío que la empapa es una señal de advertencia, como así un obsequio que pocas veces somos capaces de entender comopureza. La ausencia de calor, y la ausencia de luz, componen la pureza del universo. El calor y la luz, suelen ser, fenómenos físicos de energía, no así el frío y la oscuridad impenetrable.
Las sensaciones que me produce estar en este momento contemplando tal regalo son vanamente conocidas por mi persona. Quizás sea melancolía, añoranza o desesperanza, o quizás se trate de felicidad pura, aunque se ve acechada por los fantasmas de la cercana llegada del fin de esta única e irrepetible noche... No lo sé, probablemente también sea el hecho de que exista alguien que pueda contemplar con la misma facilidad que yo este espectáculo, pero sea incapaz de sentir lo mismo. Quizás sea la soledad en la que me encuentro sumergida a la hora de disfrutar a Nix, o la impotencia por pensar en todo eso, perdiendo así el tiempo que me queda para intentar describir lo indescriptible. Es probable que intente algún boceto sobre Nix, el ser mas bello que habita este universo. Aunque sé que en el fondo soy una de las pocas, y quizás la única persona que sienta todo esto, que piense todo esto de una simple noche, pero me siento afortunada de ser la elegida para visualizar tal regalo que me ha brindado esta noche.
Sin más, me despido, el tiempo es relativo, y para mí, es poco.



¿Cómo esta forma humana
que costó a la materia tantas transformaciones
me mata, pecho adentro, todas las ilusiones
y me brinda la noche casi en plena mañana?