28/7/16

Llorando memorias

Lo que amamos son los recuerdos. Amamos los recuerdos de las cosas buenas. Recuerdos de felicidades pasadas... que expiraron. Nos regodeamos en la acción de recordar, recordar lo bello de aquellos momentos que se nos quedaron atascados en el tránsito cerebral. Yo recuerdo la chispa que había entre nosotras , la complicidad y el entendimiento de pertenecer a "nuestra burbuja" . Me acuerdo de nuestra burbuja, de tenerte bajo mis brazos mientras dormías y podía observarte un rato, para más tarde dormirme con vos, abrazándote , calentita. Cuando despertaba primero me gustaba despertarte con besos suavecitos , para no asustarte. Me acuerdo cuando despertabas primero vos y me sacabas de mi sueño porque te aburrías mientras yo dormía. Me acuerdo también cuando no nos alcanzanzaba el amor,  cuando no cabía entre nosotras por su inmensidad , cuando la palabra ya no tenía más alcance. Me acuerdo la época en la que siempre te hacía reír, cuando te tentabas a mi lado tanto que llorabas de la risa. Me acuerdo cuando te parecía perfecta. Tu chica perfecta. Me acuerdo cuando me decías que me amabas, de una manera muy intensa , gracias a tus ojos que me miraban enamorados. Me acuerdo cuando estabas enamorada de mi! Cualquier acción mía te parecía digna de apreciar. Me mirabas todo el tiempo con la mirada no de ver, sino de contemplar. Me mirabas como si fuera lo mejor que te hubiera pasado y lo más valioso que tenías. Recuerdo que llegaste a pensar así.
 Te acordas cuando a veces en la mañana me despertaba llorando porque sí, y vos me abrazabas y contenias haciendome sentir que al fin tenía  un lugar en el mundo? Yo si me acuerdo. Tu delicadeza de no preguntarme por qué  el llanto absurdo, acompañada de tu lado más incondicional, que tuve la suerte de conocer.
Yo no sé  qué hacer con tantos recuerdos, porque no me dejan en paz. La sensación que amamos los humanos de refugiarnos en un pasado inmaculadamente perfecto, al que nada puede arruinar porque se refugia en su inexistencia.
Qué hago con mis recuerdos más que llorarlos?

El presente me aterra. Me dicta una realidad que no puedo concebir .

No hay comentarios:

Publicar un comentario